Bodas: Todo lo que debemos tener en cuenta al escoger un vestido de invitada

  • La hora de la ceremonia, el tipo de piel o la forma de nuestro cuerpo son algunos de los factores decisivos para elegir el look de invitada perfecto

La temporada de primavera-verano suele ser sinónimo de época de bodas y, consecuentemente, búsqueda de los mejores outfits de invitadas. ¿Vestido largo o corto? ¿De color oscuro o claro? ¿Estrecho o con volumen? Lucía García, Styling & Booking Team Leader del grupo Veepee, desvela algunos consejos imprescindibles para acertar con el mejor look.

Según García, lo primero que debemos tener en cuenta para escoger nuestro vestido ideal es la hora de la ceremonia. “Esto nos enfocará en unas u otras opciones marcadas por el protocolo: corto para el día y largo para la noche”. También es muy importante tener en cuenta el tipo de boda a la que asistimos. Son los novios los que deciden el “dresscode” de los invitados y, por tanto, sus peticiones eximen cualquier tipo de protocolo.

Otro factor a tener en cuenta es nuestra forma del cuerpo. Sobre este aspecto, Lucía García recuerda que lo más importante “es sentirse bien contigo misma y asumir cómo somos”. Como recomendaciones, la estilista señala:

  • Para una figura en forma de pera, lo ideal es elegir vestidos fluidos que marquen la cintura. Evitaremos estampados excesivos en la zona. Los vestidos rectos con tejidos ligeros también son una buena opción, así como las faldas con corte evasé.
  • Para un cuerpo rectangular hay que evitar las prendas que acentúen la figura recta, debemos acentuar las formas. ¿Cómo? Con vestidos o monos con cinturón, o blusas y camisas con volantes en los hombros pueden ser unas buenas opciones. Escoge tu outfit con cuellos en V.
  • Para un cuerpo en forma de triángulo invertido, debemos escoger prendas que nos den volumen la parte inferior. Los vestidos péplum puede ser muy buena opción.
  • Si apostamos por llevar pantalón, tenemos una amplia variedad: pueden ser de pinzas, alto o bajo ya que potenciamos la cadera.

Además, García recuerda que las tendencias han ido cambiando y existen alternativas a los vestidos. Las mejores opciones son los trajes chaqueta, que “se han colado en las bodas apuntando al outfit más elegante”, y los monos, “una opción estupenda cada vez más escogida entre las invitadas”.

El color sí importa

Lucía García asegura que el color estrella de la temporada es el living coral, que podrá verse en todas sus vertientes. También recuerda que debemos evitar el color negro y que como regla fundamental queda totalmente prohibido ir de blanco (o tonos similares, como el crudo o marfil). “La única protagonista en un día como este es la novia”, aclara la estilista.

El color de la piel también influye en la elección del outfit. “Si tu tono de piel es claro, lo ideal son los colores primarios como el dorado, el plateado, el rojo, el gris o el azul oscuro” explica García. Para tonos de piel más oscuras, el contraste nos puede dar mucho juego. “Busca colores como el verde, fucsia o amarillo”, recomienda la estilista.

Fondo de armario, una alternativa más

¿Es buena idea rescatar prendas que tenemos desde hace años en el armario? Lucía García lo tiene claro: “No todo vale, pero sí que es verdad que las tendencias han hecho que, por ejemplo, una falda que te puedes poner en tu día a día, con los complementos adecuados, la transformemos en un outfit moderno y elegante ideal para la ocasión”, afirma.

La estilista resalta que las tendencias que más se llevarán este 2019, pasarán por los vestidos o faldas de corte midi, que ya tuvieron una fuerte presencia en 2018, el vestido-pantalón, que empezará a verse este otoño-invierno, o los lunares, que seguirán teniendo presencia durante este año, también en complementos. Sin embargo, el verdadero truco para encontrar el mejor outfit, según García, “es sentirse bien con una misma

Comparte este artículo de Privalia

Whatsapp

Veepee en Instagram@veepee_es