El 70% de los consumidores analizan la idoneidad de los productos infantiles

Únicamente el 30% de los consumidores suele comprar moda y productos infantiles de forma no racional, ya sea por gusto o por capricho. Así lo revela el Libro blanco de la moda infantil y la puericultura en España 2015, un informe desarrollado por Privalia y la Asociación Empresarial de Productos para la Infancia (Asepri) que incluye un amplio retrato del comportamiento de los consumidores de este tipo de artículos.

El 70% del total de los consumidores se informan, comparan y compran los productos que necesitan. El resto, el 30% de los compradores de moda infantil, realiza las adquisiciones de forma “menos racional”. Es decir, compran “porque me gusta” o “me dejo llevar por un capricho”. El gasto medio en moda infantil asciende a 63,41 euros por compra. El importe desciende a 54,74 euros en el caso de la adquisición de calzado de niño y bebé, y sube a 78,60 euros cuando la compra es de artículos de puericultura.

En cuanto a los valores de marca, la mayoría de los consumidores están de acuerdo con  hacer un consumo responsable de productos infantiles y no dejarnos llevar por el consumismo. También son mayoritarios los que opinan que las marcas de productos infantiles deben tener en cuenta la ecología en la producción de sus productos.

Hacer un regalo es motivo esgrimido por el 30% de los consumidores que compran productos para la infancia. Tanto por no adaptarse al gusto de quien recibe el regalo o por cambio en los criterios de compra provocan que más de la mitad de los compradores ha realizado alguna devolución en alguna o en bastantes ocasiones

Por otro lado, la buena relación calidad-precio se impone como principal demanda de los consumidores a las marcas de productos para la infancia y es el atributo más repetido en relación a su enseña ideal tanto en puericultura como en calzado o moda infantil. Garantía de calidad, seguridad y fiabilidad son los otros atributos que los consumidores reclaman a las marcas cuando se trata de productos para los más pequeños.

Miguel Giribet, director general en España de Privalia, apunta que el informe “ofrece numerosas claves de altísimo interés para todos los profesionales del sector de productos para la infancia, ya que saber cómo se comporta el consumidor es fundamental para atender adecuadamente a sus demandas”. Por su parte, Lores Segura, Directora de Asepri, destaca que “además de ofrecer un retrato muy valioso del consumidor, el informe pone en evidencia la fortaleza de un sector que ha sabido adaptarse a los gustos de los consumidores generando productos que aseguren el mejor desarrollo posible de sus usuarios, el público infantil”.

 

Buen momento para el sector

De hecho, el sector de los productos para la infancia ya está dejando atrás la crisis y se suma a la recuperación económica. Según datos facilitados por Asepri, Asociación Española de Productos para la Infancia, las empresas de moda infantil y puericultura cerraron 2014 con un aumento en sus ventas del 7,2% en relación al año anterior, superando ampliamente el resultado de 2013 y dejando atrás, así, varios años de contención de las ventas en España. La recuperación del mercado interior y, sobre todo, la pujanza de las exportaciones están detrás de estos buenos resultados.

El Libro blanco de la moda infantil y la puericultura en España 2015 reúne en un único documento toda la información estadística relevante para los profesionales del sector: la transformación demográfica española, la evolución de las ventas, la aparición de nuevos canales de distribución, la marcha de los precios y el comportamiento del consumidor. Presentado hoy en la Feria Internacional de la Moda Infantil (FIMI) en Madrid, el documento apunta que, en 2014, las empresas españolas de productos para la infancia obtuvieron una cifra de negocio global de 1.121 millones de euros, lo que supone un nuevo récord histórico para el sector, alcanzando las exportaciones la mitad de la cifra total de ventas.

La buena marcha del sector se traduce en el optimismo con el que las empresas afrontan el futuro a corto plazo. De cara a 2015, el sector español de los productos para la infancia prevé un aumento de sus ventas en el mercado interior del 3,3%, mientras que las ventas a nivel global subirán un 5,1%.

Comparte este artículo de Privalia

Whatsapp

Privalia en Instagram@privalia_es